El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Estrategias tributarias
Asesoramiento de empresas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
GACETA FISCAL - SEPTIEMBRE 2011 Fecha: 20/09/2011

DEDUCCIÓN DE GASTOS Y CRÉDITO FISCAL EN EL IMPUESTO A LAS GANANCIAS E IVA. PAGOS SUPERIORES A MIL PESOS

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal rechazó la pretensión del Fisco Nacional el cual había objetado la deducción de los gastos y el crédito fiscal correspondiente a las compras facturadas y pagadas en efectivo por un contribuyente por importes superiores a mil pesos conforme lo dispuesto por el art. 2º de la ley 25.345 (ley antievasión).
 
En la causa, el Tribunal Fiscal de la Nación había revocado las resoluciones mediante las cuales la AFIP había intimado al contribuyente a pagar una determinada suma en concepto del saldo pendiente del Impuesto a las Ganancias y a rectificar las declaraciones juradas correspondientes al Impuesto al Valor agregado por considerar que “…no correspondía que el Fisco determinara la materia imponible tal como si los gastos impugnados nunca hubieran sido efectivamente realizados…”, “…una cosa era considerar a la falta de pago por algunos de los medios expresamente previstos en la ley 25345 como un indicio que permita poner en duda la veracidad de las operaciones y otra muy distinta es presumir, sin admitir prueba en contrario, que tales operaciones nunca se habían realizado, negando el cómputo de los gastos pagados de esa manera…”.
 
La Cámara, confirmando lo resuelto por el TFN, consideró que “la limitación de la deducción y del cómputo del crédito fiscal con respecto a los pagos en efectivo establecida en el artículo 2º de la ley 25.345 fue concebida con la finalidad de que ellos se realicen por medios bancarios debido a que la necesaria intervención de una entidad financiera con carácter de intermediaria de los pagos…evita la posibilidad de que los contribuyentes eventualmente no los declaren…”.
 
En consecuencia, como “…el Fisco no ha formulado ninguna objeción con respecto a que los gastos de cuya deducción se trata fueron efectivamente realizados, …está justificada la procedencia de los fondos; y además, no se da ninguna otra circunstancia que permita poner en duda la veracidad de las operaciones…”.
 
La Cámara consideró que si bien la existencia de pagos realizados por otros medios distintos de los previstos por la ley 25345 constituye un serio indicio que permite poner en duda la existencia de las operaciones respectivas, ello obliga al interesado a aportar la prueba detallada de ellas, no pudiéndose simplemente en base a ello determinar la inexistencia de tales operaciones.
 
Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Federal, Sala IIIV, “Mera, Miguel Ángel (TF 27870-I) c/DGI”, 12/07/2011

 
INCONSTITUCIONALIDAD DE LA FACULTAD DE LA AFIP EN UNA CLAUSURA PREVENTIVA
La Cámara Federal de San Martín consideró que la facultad que concede el art. 35 inc. f) de la ley 11.683 -de clausurar preventivamente un establecimiento comercial en donde se constate la violación a las normas de facturación- es inconstitucional por implicar un total desposeimiento de atribuciones en perjuicio del poder judicial.
 
Ello, a su vez, implica la afectación del principio de división de poderes, sin cuya vigencia la forma republicana de gobierno queda sin base que la sustente, resultando las funciones estatales potencialmente desquiciadas, con el consiguiente desamparo de las libertades humanas.
 
En ese sentido, la Cámara sostuvo que “el artículo 35, inciso f de la ley 11.683, al otorgar a los funcionarios de la AFIP la potestad para clausurar unilateralmente un establecimiento comercial, sin necesidad de esperar siquiera la conformidad del juez, tampoco se adecua a los principios y garantías constitucionales antes mencionados, máxime cuando la intervención que la norma asigna al magistrado es posterior, estando la medida en plena ejecución.”
 
Cámara Federal de San Martín, Sala I, “Bituron, Horacio Andrés s/ clausura preventiva”, 9/11/2011

 

PROCEDENCIA DE MEDIDA CAUTELAR A FIN DE QUE AFIP NO INICIE EJECUCIÓN DEL IMPUESTO A LA GANANCIA MÍNIMA PRESUNTA

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal concedió  una Medida Cautelar de no innovar con el fin de que la AFIP-DGI se abstuviera de iniciar medidas precautorias y/o actos de ejecución administrativa y/o judicial de la deuda reclamada en concepto de anticipo a la ganancia mínima presunta hasta que no resolviera un recurso en sede administrativa (art. 74 D.R.), interpuesto contra la intimación al pago de dicho anticipo.
 
Para así resolver tuvo en cuenta los estados contables que arrojaron un resultado negativo y quebrantos impositivos, así como también la existencia de un concurso preventivo de la firma, los que refleja que “existen indicios suficientes como para estimar que la actora carece de capacidad contributiva para hacer frente al pago del impuesto reclamado, teniendo en cuenta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene dicho que la existencia de una manifestación de riqueza o capacidad contributiva es indispensable como requisito de validez de todo gravamen (cf. Fallos: 312:2467).”
 
Asimismo, el Tribunal hizo referencia al ya conocido fallo “Hermitage” –fallo en el cual la Corte Suprema de Justicia declaró “la inconstitucionalidad de la norma que grava el impuesto a la ganancia mínima presunta, toda vez que en dicha causa, como sucede en autos, el registro de pérdidas operativas e impositivas desvirtúa la ganancia mínima presunta pues del texto de la ley se infiere que existe una presunción de renta que se basa en la existencia de activos en poder del contribuyente, por lo que concurriría una marcada desconexión entre el hecho imponible y la base imponible al omitir ponderar los pasivos de los sujetos comprendidos en la norma.”
 
De esta forma, como la propia Cámara establece, es razonable el planteo y pretensión de la actora, por lo cual hacen viable la Medida solicitada, apartándose así “del criterio restrictivo con que deben considerarse las medidas suspensivas de reclamos y cobros fiscales (cf. Fallos: 327: 853 y 1305; 328:1451)."
 
Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, Sala V, "Puentes del Litoral SA c/ EN -AFIP DGI s/medida cautelar (autónoma)", 19/05/2011 

VOLVER
 
Cardozo & Lapidus Abogados | Estrategias Tributarias WEBDESIGN